Quiero compartir este Cuaderno de Recuerdos con vosotros

Sería bonito, tener vuestros recuerdos, y me sentiría muy honrada.

Enviadme vuestros relatos al apartado de comentarios o
al mail del blog y me encargaré de publicarlos, aquí,
en esta seccion.

Envía tu relato via mail, aquí.

Alicia Valverde

lunes, 9 de febrero de 2015

Carmen





De joven eras hermosa, destacabas entre las demás y los pretendientes se disputaban por tu sonrisa. Te casaste con el hombre de tus sueños y vivisteis muy felices juntos. Cuatro hijos nacieron de esa unión y crecieron sanos y fuertes.

 Tu amor se fue antes que tú, tus hijos tuvieron que marcharse lejos para poder sobrevivir quedándote tu sola.

 La soledad se agrandaba cada día, la pérdida de tu marido acrecentaba tu dolor y tu cordura. Empezaste a hablar con él, primero en tus rezos, luego en conversaciones largas y complejas que la gente cuando te miraba hacerlo por la calle, parecías que estabas loca.

 Los años iban pasando, tu belleza perdía tanto como tu razón. Gritabas a todo el mundo, te enfadabas con todos, pero sabías que cuando llegabas a casa, te encontarías sola, en medio de la oscuridad sin nadie que pudiera apoyar sus manos contra las tuyas.

 Y al final, acabarías llorando.

 Muchos te conocerían como Carmen la Loca, otros te llamarían Carmen la de las Bolsas, pero nadie te conocería como Carmen la Solitaria, que moriría sola, sentada en la silla de la cocina mientras un pequeño rayo de luz entraba por la ventana, y el olor a café recién hecho inundaba la estancia. 




Autor: Felipe de la Cruz

Síguelo en Twitter:

Hacedor de Historias

@HacedorH 

1 comentario:

  1. ¡Que hermoso cuaderno!
    Me encanto dejar mis huella en el
    Saludos sinceros

    ResponderEliminar